Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Hace cinco años lo dijimos’ Category

Cardenal JORGE MEDINA ESTÉVEZ,

orgullo de todos los chilenos

Hay que reconocer la eficiencia de la izquierda en lo único que saben hacer bien: la sicopolítica, la propaganda, la manipulación de los medios de comunicación social.

¡Cómo se mueven contra aquellos que piensan distinto. Cómo deliberan solidariamente buscando la descalificación, el bloqueo, el descrédito, de todo aquel que no comparte sus “renovadas doctrinas”!

Tomando una parte de la verdad, una base que sea cierta, se dan el trabajo de maquillarla y son expertos en darles “finas” terminaciones con agravios, injurias, calumnias y todo tipo de confabulaciones que permitan aniquilar a la víctima elegida. Se manejan moviendo disciplinadamente todo su aparato comunicacional, y se emplean con la crueldad de la peor de las dictaduras. Esta medicina la han probado y la siguen suministrando contra militares, empresarios, periodistas, deportistas, parlamentarios, etc.

El daño causado no se olvida y es muy difícil de revertir. ¡Más importante que la verdad, es lo que la gente cree!

¿Cuánto le ha costado al Senador Jovino Novoa desenmascarar a Gema Bueno y al cura “Jolo”? Un inmenso trabajo, pero le será más difícil aún llegar a la mano que sacudió el saco para que se mordieran unos a otros. Los autores intelectuales son siempre intocables.

De nada vale ser honesto si la reputación está en manos de los medios de comunicación que manipula la Concertación.

No ha podido evadirse y ser ajeno de este basural político que describimos, el sacerdote chileno que ha alcanzado el más alto rango y desempeño dentro de la Iglesia Católica. Su Eminencia Reverendísima, Jorge Arturo Medina Estévez.

Fue insólito, pero de toda justicia, que en el noticiario del Domingo 24 de Abril del canal de televisión de la Universidad Católica, el conocido comentarista deportivo don Julio Martínez, se empleara con una glosa al margen de su especialidad, para dar tribuna y destacar la trascendencia e importancia para el país, del eclesiástico chileno más importante en la Iglesia Católica, y que recientemente tuvo el privilegio de comunicarle al mundo: ¡Papa habemus!

Solitario reconocimiento que no se condice con la cobertura que se merece un hecho histórico de esta jerarquía, pero debemos recordar que en un pasado reciente y cuando el Cardenal Medina ya ostentaba altos cargos en la Iglesia, era agraviado por Eduardo Frei Ruiz Tagle, que siendo Presidente de la República, le hacía el desaire de no invitarle a actos públicos en que, como autoridad de la Iglesia, por protocolo, le correspondía ser considerado.

Los motivos de la animadversión que le tienen los concertacionistas, son conocidos. El viaje en 1988 del Cardenal Joseph Ratzinger a Chile, fue idea del entonces Obispo Medina y se debió a la preocupación por la crisis de fidelidad a Roma por parte de la curia chilena, evidenciada en su politización y comprometimiento con la izquierda.

El ahora Sumo Pontífice tenía como una de sus prioridades combatir la Teología de la Liberación, y por ello vino a verificar directamente el estado de división del episcopado chileno y el nivel de infiltración de las ideas marxistas en el clero. Confirmadas las ideas “progresistas” de los clérigos nacionales, que ya había sido evidenciada por S.S. Juan Pablo II, cuando les pidió abocarse a su misión pastoral y dejar la política a los políticos, se llegó a la determinación de nombrar a Monseñor Medina como Arzobispo de Santiago.

Cuando el Vaticano le ofreció esta dignidad, él puso como condición el cierre de la Vicaría de la Solidaridad y el traslado a otra diócesis del obispo auxiliar Jorge Hourton, demasiado comprometido con los marxistas y un ácido opositor al gobierno de las Fuerzas Armadas. El Vaticano lo respaldó en sus condiciones y le manifestó escuetamente su determinación: “Asuma y proceda. Tiene nuestro apoyo”. El Cardenal Medina en la reflexión serena de esta situación y en un gesto que lo ennoblece, finalmente declinó ser el Arzobispo de Santiago, para no provocar una mayor división en la iglesia chilena.

El Cardenal Medina debiera ser un profundo orgullo para todos los chilenos. Será muy difícil que se repita en nuestra historia la participación que a este chileno le ha cabido, desempeñando cargos de gran importancia eclesiástica en Roma y recientemente, en su calidad de Protodiácono del Colegio Cardenalicio, nada menos que anunciando al mundo la elección del nuevo Papa y luego entronizando a Su Santidad Benedicto XVI en la Plaza de San Pedro.

De los ciento diecisiete Cardenales de la Iglesia en el mundo, en ese balcón flanquearon al nuevo Papa solamente dos y uno de ellos era él. Llegó el día de la oficialización del liderazgo de Benedicto XVI en la Iglesia Católica y nuevamente fuimos orgullosos testigos de la presencia del Cardenal Medina, quien ungió al Papa Benedicto XVI al entregarle el palio, esa estola de lana blanca y cinco cruces rojas bordadas en hilo de seda que simboliza la misión de Su Santidad como pastor de la Iglesia y su autoridad papal.

(más…)
Anuncios

Read Full Post »

HACE 5 AÑOS LO DIJIMOS

Acabamos de ser testigos de las exequias más masivas en la historia del mundo. Dos mil millones de fieles en todo el planeta las siguieron por televisión, cuatro millones de personas llegaron hasta el Vaticano para darle un último adiós y entre ellos, se encontraba el 80 % del poder mundial.
¡La muerte de Juan Pablo II conmovió a la Humanidad!

La televisión en nuestro país durante varios días cambió su programación habitual y vimos una serie de documentales sobre la vida dKAROL NIÑOe Karol Wojtyla, el Papa polaco nacido el 18 de mayo de 1920 en la ciudad de Wadowice. Dentro de esos documentales, la televisión chilena le dio preponderancia a la visita Papal realizada a Chile en Abril de 1987 y, lamentablemente, fuimos testigos de una utilización política sesgada y manipulada por la izquierda, para omitir o tergiversar lo verdaderamente ocurrido durante esos seis días de su histórica presencia.
Los kw“socialistas renovados” siguen   intentando escribir la Historia, pero todavía existen Hermógenes Pérez De Arce y “Despierta Chile” para denunciar, defender y enseñar.
En estos días, hemos podido ver hasta el cansancio las imágenes y detalles del discurso de Fidel Castro dirigido al Santo Padre en Cuba, pero jamás nos recordaron las palabras del Presidente de Chile, Augusto Pinochet Ugarte dándole la bienvenida en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez, o las de agradecimiento, al despedirlo en Antofagasta. En todo caso es importante resaltar que gracias a su visita a Cuba por primera vez durante estas más de cuatro décadas de dictadura en ese país, los cubanos pudieron celebrar Navidad y conmemorar el nacimiento de Cristo, hecho que estaba prohibido en esa “panacea” de la democracia, tan admirada y defendida por el comunismo chileno y por la Concertación.
Por estas odiosas omisiones y dirigida desinformación, en breve síntesis intentaremos entregarle algunos antecedentes, que a lo mejor desconoce.
Primeramente, debe saber que el Programa de la visita Papal a Chile fue organizado por la Iglesia, esa Iglesia que se jugó por la izquierda y que hoy día ha recibido como pago y agradecimiento de los gobiernos concertacionistas, la aprobación de la ley de divorcio, la postura con respecto al aborto -con la aprobación de la píldora del día después-, y el contemplativo avance para validar a los homosexuales, entre otras problemas valóricos vigentes. La Iglesia de aquellos años, se dio maña para programar el encuentro del Santo Padre con Carmen Gloria Quintana, una joven universitaria que en una marcha de protesta contra el Gobierno de las Fuerzas Armadas, se quemó en el rostro con las bombas molotov que ella misma transportaba en su mochila. Y el Papa la recibió cariñosamente y la acurrucó entre sus brazos, hecho que fue ampliamente divulgado en los noticiarios y programas especiales a que hacemos mención, como uno de los episodios más emotivos de su visita.
No nos parece mal que así haya sido, pero usted debe también conocer que una humilde pobladora, llamada Nora Vargas Veas, hubo de ser llevada hasta el Aeropuerto para que prácticamente de manera subrepticia y fuera del protocolo oficial previsto, pudiera recibir la bendición de Su Santidad. Esta humilde mujer, madre en esa época de una pequeña de tres años, había sido víctima inocente, no de sus propias bombas como Carmen Gloria Quintana, sino de un artefacto explosivo colocado por terroristas de izquierda, con que le volaron ambas piernas.
¿Vio en estos días algo sobre esa situación en algún noticiario, en algún reportaje, en algún diario?
A la curia de  esos años, les dolió de sobremanera la salida del Papa acompañado de Pinochet a los balcones de La Moneda, para saludar a una multitud conglomerada en la Plaza de la Constitución y que los vitoreó a ambos por varios minutos. En esa ocasión tenía prevista una audiencia con el Jefe de Estado de solo veinte minutos, sin embargo, Su Santidad con el general Pinochet tuvieron una reunión privada -cuyo tenor nadie conoce- y que se prolongó por más de tres cuartos de hora.
La relación de Juan Pablo II con Pinochet, se mantuvo en el tiempo. De hecho cuando cumplió el General cincuenta años de matrimonio, recibió del Papa una especial bendición, que no siempre entrega el Vaticano, y que junto con otros testimonio escritos avalan lo mencionado. Ojalá la familia Pinochet en algún momento permita que se difundan para conocimiento de toda la ciudadanía.
Después de esta audiencia con Pinochet en 1987, el Papa se reunió con los Obispos de la Iglesia chilena y en esa reunión privada, los increpó y les dispuso su total prescindencia en la marcha política del país, disposición clara y  taxativa que, cuando se ha recordado, se ha hecho someramente y restándole toda importancia.
Recordemos que en Chile, la Iglesia a través de la Vicaría de la Solidaridad, le prestaba asistencia médica en una Clínica Clandestina ubicada en la calle Chiloé, a los terroristas que resultaban heridos en los enfrentamientos que se producían con las fuerzas policiales, cuando eran descubiertos cometiendo hechos de violencia ilícita. Nos parece que no es condenable que prestaran esa asistencia médica para salvar vidas humanas, pero después de recuperados, tenían la obligación legal de ponerlos a disposición de la Justicia para que asumieran sus responsabilidades por los delitos perpetrados y no encubrirlos y dejarlos libres, como de hecho sucedió, para que siguieran poniendo bombas, asesinando por la espalda y continuando una lucha armada para la que fueron preparados militarmente en el extranjero.
Es interesante resaltar el siguiente comentario, ya que la única vez que se vio a Juan Pablo II molesto y reprendiendo con severidad a un sacerdote, fue en Nicaragua cuando al clérigo Ernesto Cardenal lo increpa y le dice: ¡Un sacerdote no puede ser un guerrillero!

KAROL EJERCITO WOJTYLA

Juan Pablo II, fue hijo de un militar polaco y también supo empuñar las armas en defensa de su Patria

Las imágenes que en estos días nos han mostrado de la misa oficiada por Su Santidad en el Parque O’Higgins, son repetitivas en resaltar la acción represiva de Carabineros sobre la concurrencia. Pero Carabineros no actúa porque se le ocurre. Carabineros se debió emplear cuando alrededor de mil milicianos, encapuchados y armados, pertenecientes al Frente Terrorista Manuel Rodríguez, interrumpieron la Eucaristía Papal, en el hecho más bochornoso de toda su estadía en nuestro país. Muchos años después Juan Pablo II aun recordaba estos hechos, y en una audiencia privada con el Diputado Jorge Burgos, le comentó su tristeza por esas escenas de odio y violencia.

La frase más recurrida y hermosa que se recuerda de esa visita, es “El amor es más fuerte“, pero esa frase no fue dicha a Pinochet. Fue dicha a los comunistas y a la gente de izquierda que provocó los desmanes del Parque O’Higgins, durante los cuales, mientras muchos sacerdotes corrieron a guarecerse o a intentar calmar a la gente, Su Santidad no se movió de su sitio, oró por varios minutos en medio del humo de las barricadas y sobreponiéndose a la situación, se levantó y con firmeza los reprendió con esa frase que los chilenos todavía no somos capaces de asimilar, ya que hasta nuestros días pareciera que en Chile el “odio es más fuerte”.
De hecho, es bueno recordar que las últimas palabras de Juan Pablo II, en su discurso antes de abordar el avión en Antofagasta que lo llevó de regreso al Vaticano, fueron: “Reconciliación y perdón”.
Han pasado 18 años y estamos incipientemente abordando la reconciliación. Del “perdón”…, ni hablar.
Si hay perdón, quedan cesantes los comunistas, incluidos esos abogados que vemos a diario en los noticiarios inventando querellas y siempre requiriendo mayores indemnizaciones.
Se ha resaltado la trascendencia de Juan Pablo II en su intervención para evitar la Guerra con Argentina, pero pocos han puntualizado que la única mediación en el mundo en que intervino el Papa en sus veintiséis años de pontificado fue la de Chile y Argentina.
En estas observaciones con respecto a lo que nos ha mostrado la televisión y la prensa chilena en general, también nos llama la atención el segundo plano que se le ha dado al Cardenal Jorge Medina. Es curioso que canales extranjeros, como la CNN, le hayan dado la cobertura que se merece a esta autoridad de la Iglesia chilena, que es el primer religioso chileno en ocupar los más altos cargos de la Iglesia Católica del orbe y que tendrá el privilegio de dar a conocer al mundo el nombre del nuevo pontífice. ¡La Concertación es experta en la manipulación de los medios de comunicación, y en Monseñor Medina ven a un enemigo que siempre los ha desenmascarado!
Se ha dicho de manera reiterada que Su Santidad fue un Papa conservador, que hizo caer el Comunismo en el mundo y que gracias a su visita a Chile se recuperó la democracia. En estricto rigor efectivamente el Papa fue primordial en la caída del comunismo, pero es absolutamente falsa la aseveración de que su visita permitió la recuperación de la democracia en Chile.

Pinochet ya había determinado un itinerario, claramente especificado en la Constitución de 1980 que nos rige, y que contemplaba un plebiscito en 1988, y las elecciones de parlamentarios y presidenciales de 1989. La mejor prueba de ello es que el actual Congreso Nacional lo construyó el gobierno de Pinochet, la actual Ley de Partidos Políticos en vigencia y sin modificaciones, fue promulgada por el Gobierno Militar y de hecho el “supuesto Dictador” se sometió al veredicto de las urnas y entregó su Gobierno a Patricio Aylwin, en un acto que no realizan los “dictadores” y que mereció el reconocimiento de los chilenos y de toda la comunidad internacional.
Es interesante la aseveración de Su Santidad después de llevarse una primera impresión de nuestros connacionales a su llegada a Santiago y que fue la de señalar que no era un público curioso que salió a las calles a averiguar lo que no sabían o no les importaba, sino por el contrario, eran participativos y salieron a expresar su cariño.
Seguramente por ser un gran admirador de las montañas y un buen esquiador, manifestó su admiración por la cordillera chilena. En sus mensajes tuvo especial preocupación por los grupos étnicos y siempre nombró a los mapuches, a la antártica, a los pascuenses.

Juan Pablo II ya en esa época hablaba más de 20 idiomas. Con el correr de los años llegó a dominar muchos más. Tenía buena voz y era entonado.

KAROL 20 OBRERO
En su juventud fue obrero, actor, poeta, militar y gran deportista.


Como Papa recorrió dieciséis veces el planeta, fue un esclavo del Vaticano y una de sus libertades fue viajar cuando podía a su país natal: Polonia. Allí visitaba la tumba familiar donde reposa su madre, que perdió cuando tenía 9 años, su hermano que perdió cuando tenía 14 y su padre  que falleció cuando tenía 21 años de edad.
Esta breve anécdota refleja su extrema sencillez y trasparencia: Al segundo día de haber asumido como Papa visitó los enfermos de la clínica Agostino Gemelli (la misma que lo cobijaría después por razones de salud y del atentado del que fue objeto). En esa ocasión, después de hablar con ellos, hizo amago de retirarse y fue interrumpido por uno de sus acompañantes que le susurró algo al oído. Esto lo hizo detenerse y con su amplia y franca sonrisa les dijo: -¡Monseñor me acaba de recordar lo que debo aprender como Papa, y es que debo darles la bendición!

Juan Pablo II, abordó los problemas más grandes del mundo y tuvo, como ninguno de sus antecesores, el más estrecho contacto con la juventud, con el pueblo, Reyes, Presidentes, artistas, deportistas, dirigentes de todos los estamentos de la sociedad. Visitó a los más altos dignatarios de otras religiones, condenó la violencia islámica, jamás pensó en sí mismo, vivió y murió por magnánimos ideales.
Un día, ya enfermo, le preguntaron si sentía algún dolor, contestó: -¡No sé!
Eligió un final perfecto, tuvo un lenguaje profundo, de vanguardia, y de voz muy característica y clara.
Siempre se dice que hay que oír el consejo de quien sabe mucho, pero por sobre todo, con Juan Pablo II se escuchaba su consejo porque nos amaba mucho y por saber transmitir sus grandes elevaciones del alma.
Juan Pablo II no curó al ciego, al cojo, al paralítico, ni al leproso, pero fue un bálsamo insustituible para un mundo que está cada día más loco.
Ningún reino ha sufrido tantas guerras civiles como el reino de Cristo, y él fue capaz de pedir perdón por  los excesos cometidos por la Iglesia y que en siglos nadie fue capaz de asumir. El oficio de Juan Pablo II fue perdonar diciéndonos que los que no son capaces de perdonar, destruyen el puente que les permitirá pasar a ellos mismos. Su cuerpo no podía ya ser trasladado por sus pies y sin embargo caminaba su alma; en su rostro contraído por su enfermedad pudimos ver que sobre sus labios mantuvo esa sonrisa dolorosa y triste que tanto maravilló incluso en sus últimos días, hasta en su última aparición pública.
Su muerte, es un dolor que nos lleva a la felicidad, porque él efectivamente no ha muerto, es inmortal… es Historia y se despidió tan sólo con un, ¡Hasta pronto amigos… me he dormido y después ustedes despertarán junto a mí!

————————————————————————————————————————————————

El “abanico” Chávez-Lula-Vázquez y la nueva “diversidad” revolucionaria

LULA CHAVEZ

Estrategias pós-gramscianas para promover la revolución, complementarias y no homogéneas, requieren un análisis crítico matizado para discernir el talón de Aquiles de las izquierdas latinoamericanas.
1. Los presidentes Chávez, de Venezuela, Lula, de Brasil y Vázquez, de Uruguay, junto con otros mandatarios izquierdistas de la región, han configurado un “abanico” flexible, y no un “eje” rígido, de acuerdo con las estrategias de “diversidad” pós-gramsciana debatidas en el Foro Social Mundial (FSM) de Porto Alegre. Se trata de estilos complementarios, no homogéneos, de promover la revolución, con una dinámica contradictoria y caotizante que desconstruye las mentalidades, lo cual requiere un análisis más matizado, sin simplificaciones, para hacer una crítica y una oposición eficaces.
Ayer, el cambio de estructuras era un objetivo predominante de las izquierdas. Hoy, la prioridad parece estar en esa desconstrucción de las mentalidades, de inspiración pós-gramsciana, con la que se trata de preparar un camino seguro, sin sobresaltos, rumbo al “otro mundo” al que se refiere el eslogan del FSM.
2. ¿Sabía Vd. que una reciente ley aprobada en Venezuela permite a jueces, funcionarios policiales y de la seguridad del Estado cubano, actuar como procónsules en territorio venezolano, con amplias facultades para investigar, capturar y hasta interrogar a cubanos que residan en dicho país, e inclusive a ciudadanos venezolanos que sean requeridos por la justicia castrista?
3. ¿Sabía Vd. que recientemente fueron firmados acuerdos y efectuado “intercambios de experiencias” entre la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN), del gobierno brasileño, y la tristemente célebre Dirección General de Inteligencia (DGI) de Cuba, encargada de promover la subversión en las Américas?

—————————————————————————————————-


La controvertida aplicación en Chile de algunos Tratados Internacionales, en fallos judiciales contra miembros de las FF.AA y de Orden.

Tres son los Tratados Internacionales sobre temas relativos a los derechos humanos que no han sido LA HAYAratificados por Chile:

La Convención Interamericana sobre desaparición forzada.
La Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de lesa humanidad.
El Tribunal Penal Internacional, (TPI), que sanciona el genocidio y los crímenes de guerra.

Tanto el TPI como el relativo a la desaparición forzada ya fueron aprobados en la Cámara de Diputados. Pero la ratificación del TPI se encuentra en un punto muerto, porque el Tribunal Constitucional -a petición de 30 diputados de la oposición- determino su inconstitucionalidad.
El proyecto sobre la desaparición forzosa esta en segundo tramite constitucional en el Senado y ya recibió el visto bueno de la comisión de RR.EE..
Para que un Tratado Internacional tenga efectos en nuestro país no basta con que sea aprobado por las instancias legislativas y publicado en el Diario Oficial. Es necesario también que sus disposiciones se adecuen a la legislación chilena y en algunos casos, ello implica cambios constitucionales.
Si Chile llegara a ratificar esos tratados, sus efectos no tendrían retroactividad ni serian aplicables a las situaciones que están en el tapete.

Read Full Post »



Texto y fotografías, diario La Segunda, viernes  18 de Marzo del 2005

Investigación histórica que de seguro causará urticaria revela documentos “ocultos” del líder socialista de los años 30, donde se mostraría antisemita, antirrevolucionario y partidario de esterilizar enfermos mentales y alcohólicos.

Escritor aborda posible influencia de la ideología nazi en el ex Presidente.“Mi señora dice que se casó con un filósofo,

pero que vive con un detective”, comenta

el  escritor Víctor Farías. Y de su afán investigador da cuenta en un libro destinado a remecer un mito, y nada menos que el de Salvador Allende.

Listo para figurar en las vitrinas, “Salvador Allende, Antisemitismo y Eutanasia” revela documentos desconocidos -“ocultados”, según él- que dan cuenta de las controvertidas ideas que tuvo en los años 30 el líder de la Unidad Popular sobre los judíos y los revolucionarios, como también de sus similitudes ideológicas con el nacionalsocialismo alemán.

Entre ellos, la Memoria con que se tituló Allende de médico cirujano en la Universidad de Chile en 1933, “Higiene mental y delincuencia”, y el texto de un Proyecto de Ley que presentó siendo ya ministro de Salubridad de Pedro Aguirre Cerda, donde consideraba esterilizar a los enfermos mentales e incluso a los alcohólicos.

Estas son algunas de las afirmaciones más quemantes del libro, que está llamado a provocar polémica.

– Para Allende una de las causas naturales de la delincuencia es “la raza” y a esta afirmación agrega que los judíos están genéticamente predeterminados a cierto tipo de delincuencia” . Y cita al ex Presidente: “Los hebreos se caracterizan por determinadas formas de delito: estafa, falsedad, calumnia y, sobre todo, la usura (…) Estos datos hacen sospechar que la raza influye en la delincuencia” . (Higiene Mental y delincuencia, p. 112).

Víctor Farías apunta que “el joven médico se sumaba así decididamente al conjunto del más extremo racismo ‘científico’ de la época” y “a las falanges del antisemitismo (…) que afirmaba que los supuestos defectos de los judíos no son atribuibles, como en el caso de todos los seres humanos, a conductas y responsabilidades individuales, sino a las inalterables características genéticas”.

En su Memoria, Allende también adjudica actitudes negativas a los gitanos y a los árabes .

En relación a los “delitos colectivos”, Farías señala que el futuro líder de la Unidad Popular califica la revolución como “un delito colectivo patológico” y que un revolucionario es en realidad “un psicópata peligroso, tanto más cuanto los movimientos masivos y violentos que él genera provocan locuras colectivas peligrosamente contagiosas”.

Al respecto, cita la Memoria en sus págs. 117-118 en que Allende señala: “.. .Nada más fácil entonces que la influencia perniciosa, que sobre las masas pueda ejercer un individuo en apariencia normal, y que en realidad, al estudiarlo nos demostraría pertenecer a un grupo determinado de trastornos mentales (…) Además, se ha observado que estos fenómenos colectivos, tienen a veces caracteres epidemiológicos, y es por eso que cuando estallan movimientos revolucionarios en ciertos países, éstos se propagan con increíble rapidez a los Estados vecinos que tienen una situación político-social análoga” .

Esterilizaciones masivas

– Farías también reproduce una declaración publicada en el diario “La Nación”, en que Allende anuncia que su ministerio (en el gobierno del Frente Popular, 1939-1941) se ha propuesto “la dictación de un grupo de leyes tales como el tratamiento obligatorio de las toxicomanías (alcoholismo y alcaloides)” y un cuerpo legal para “el tratamiento obligatorio de las enfermedades venéreas, transformando en delito su contagio” . A estas polémicas medidas, que conforman “un trípode legislativo en defensa de la raza” Allende agrega otra, “la esterilización de los alienados mentales”. Cabe señalar, apunta Farías, que en aquella época estas “medidas eugenésicas negativas”, es decir la esterilización masiva y forzosa de los enfermos mentales, eran rechazadas por la opinión pública internacional y sólo se practicaban en la Alemania nazi”.

El texto del “Proyecto de Ley de Esterilización de los Alienados” disponía que “serán consideradas enfermedades mentales transmisibles por vía hereditaria, especialmente las siguientes: a) esquizofrenia (demencia precoz), b) psicosis maníaco-depresiva, c) epilepsia esencial, d) corea de Huntington, e) idicia, f) locura moral constitucional y g) alcoholismo crónico”.

El proyecto creaba además un Tribunal de Esterilización , al que no podía tener acceso la familia del enfermo y que emitía sentencias inapelables. El artículo 23 disponía incluso que “todas las resoluciones que dicten los Tribunales de Esterilización (…) se llevarán a efecto, en caso de resistencia, con el auxilio de la fuerza pública”.

Analogías con el proyecto nazi

– En uno de los capítulos destinados a crear más polémica, el escritor afirma que existen “increíbles analogías entre el proyecto nazi y el de Salvador Allende” . La ley para Precaver una descendencia con taras hereditarias fue dictada por el Tercer Reich en 1933 y la Ley de Esterilización de Allende fue iniciada en 1939. En la comparación, según Farías, destacan el número y tipo semejante de enfermedades y otros capítulos prácticamente iguales. Con algunas variantes -añade- que hacen más dura la norma de Allende , puesto que ésta decretaba la esterilización de los alcohólicos crónicos sin más, en tanto la ley nazi decía que “podían ” ser esterilizados.

Las “trizaduras” de Allende

El libro de Víctor Farías no constituye sólo la reproducción de documentos. Como filósofo e historiador, inserta los textos en las ideas de la época y recurre a fuentes que aporten luz a la compleja personalidad de Allende. Farías no duda en afirmar que “la figura oficial y paradigmática de su actor principal (de la revolución chilena) ha ido paulatinamente sufriendo trizaduras considerables”.

– Usted habla de “fracturas” en la biografía oficial de Allende. Pero, ¿cómo es que la Memoria que usted califica de racista la encontró en la propia Fundación del ex Presidente?

– Yo estaba escribiendo “Los nazis en Chile” cuando Simón Wiesenthal (el conocido cazador de nazis) me planteó: “¿Quién es realmente Salvador Allende?” Y me explicó que cuando el nazi Walter Rauff que vivía en Chile ya estaba condenado, le pidió al entonces Presidente Allende que lo ayudara a entregarlo a la justicia internacional. Y que en respuesta recibió una carta de una “frialdad”, de una distancia, que Wiesenthal calificó de incomprensible y dolorosa… Dichas cartas se le habían perdido y me pidió que las buscara. Las encontré y las publiqué en el primer volumen de mi libro “Los nazis en Chile”, lo que provocó una gran polémica y me valió un debate con Isabel Allende.

Desarrollando su relato con abundancia de anécdotas y detalles, Farías explica:

– Me puse a buscar antecedentes de cómo era posible que Allende hubiera actuado así, puesto que contradecía las biografías oficiales y extraoficiales que sostienen el culto allendista. Y como me enseñaron en Alemania, busqué su Memoria, que tenía el título “Higiene mental y delincuencia”. Ahí me empezó a sonar la campanilla. Porque si estaba escrito el año 33 sobre la relación entre psiquiatría y delincuencia, estaba metido en uno de los temas más graves de la época. Allí se decide el proceso que en Alemania terminaría en el exterminio, en la “gasificación” del delincuente, al afirmarse que la delincuencia tiene un origen hereditario, proveniente de la raza.

Le pedí a un profesor que consiguiera la Memoria en el archivo de la Universidad de Chile. La encontró en un montón de textos apilados y me contó que la había llevado a la Fundación Allende. Casi me morí, pero me sugirió que allí estaría “legalizada”. Por otros caminos, logré que alguien le sacara fotocopias, las que tienen incluso el timbre de la Fundación, cuenta y las muestra.

– ¿La habrían leído allí?

– Ahora van a empezar a preguntarse… En todo caso, en una librería de textos usados encontré “Obras escogidas de Salvador Allende” escrito por un profesor Quiroga. Estaba allí la Memoria “Higiene mental y delincuencia”, pero sólo hasta la página 18. Es decir, Quiroga cortó el resto o se lo dieron trunco.

Farías apostó a que se trataba de un proyecto a largo plazo de psiquiatría, que pudo llevarse a la práctica, puesto que Allende había sido ministro de Salubridad en el gobierno de Pedro Aguirre Cerda. “Pedí a mis colaboradores en Chile que buscaran en publicaciones médicas y pronto apareció el proyecto de ley elaborado por él, con todas las proposiciones y las violentísimas críticas que suscitó”.

– ¿Cree posible que una persona con ese pensamiento pueda llegar a ser marxista, como se declaraba Allende?

– Estamos viviendo un tiempo maravilloso, que ha ido desmantelando las figuras iconoclásicas, las estatuas, y también las instituciones trascendentes, como partidos e ideologías, pero al mismo tiempo es una época en la cual coinciden dos elementos fundamentales de deshumanización: el fascismo, en su vertiente nazi, y el comunismo. Hay dos concretizaciones paradigmáticas de ambas doctrinas… Una es el campo de concentración y otra el gulag. No olvidemos que los gulags eran hospitales o campos forzados psiquiátricos. Y si uno lee con atención, Salvador Allende dice que los revolucionarios son seres aparentemente normales, pero peligrosos. Y que para ellos hay que construir hospitales psiquiátricos donde los tengan permanentemente. Ahí están los gulags.

Ahora, a diferencia de otros colegas, no creo que el nazismo y el comunismo sean lo mismo. Ambos son ideologías delincuenciales, pero un noble en Rusia podía hacerse marxista y seguir viviendo, en cambio un judío en Alemania no, porque no podía biológicamente mutar.

– ¿Cómo explica que si él consideraba la revolución como una patología, llegó a presidir OLAS, que apoyaba la lucha armada, y “la revolución de empanadas y vino tinto”?

– Yo escribí un libro en que entrego varios elementos biográficos lamentables de Allende, como son los dineros que trata de obtener en forma subrepticia de la Alemania Democrática, o los grandes negocios con conocidos personajes del mundo económico, como los Urenda, de Valparaíso. Allende fue director de una de estas empresas, lo que no le impidió desfilar en Lota con un casco llamando a “golpearles la puerta a los gerentes”. Existen en él desfases fundamentales, porque afirma que es uno de los fundadores del PS, junto con Grove y otros jerarcas, sobre la base del marxismo leninismo, al mismo tiempo que escribe textos absolutamente antisemitas y señala a los revolucionarios como sicópatas.

“En la vida de Allende -continúa Farías- hay casi sólo incoherencias. La historia del famoso zapatero italiano que le habría enseñado el marxismo cuando era niño, es contradictorio con que un poco más tarde hable del revolucionario como sicópata y de la revolución como “delito colectivo”. Y lo del antisemitismo es terrible.

En Chile hubo y hay una gran cantidad de antijudíos. El hombre de la calle dice “no seas judío para tus cosas”, pero es una objeción de tipo cultural. Lo increíble es que mientras los líderes nazistas González von Marées, Carlos Keller y Tomás Allende, el padre de la escritora Isabel Allende, afirman que los judíos son un daño, pero reconocen la pluralidad de las razas, en su memoria Allende se muestra como antisemita en el sentido biológico.

– ¿Existe alguna retractación pública de Allende sobre estas materias?

– No, existe sólo el ocultamiento. Con Salvador Allende se ha planteado una censura. Es una de las razones por las cuales el marxismo se hundió en sí mismo. La incapacidad de aplicar criterios científicos a la realidad. Llegan hasta el final mintiéndose.

– ¿Qué ocurrió con el proyecto de ley?

– No alcanzó a llegar al Parlamento. Provocó un rechazo absoluto. Incluso denigratorio de parte de los doctores Vila y Cubillos, las mayores autoridades en psiquiatría y genética en ese tiempo, en una asamblea del cuerpo médico. Lo único que encontré, en el museo de la Escuela de Psiquiatría, es un proyecto alternativo sobre el mejoramiento de las condiciones de los enfermos, también firmado por Allende, que baja absolutamente el tono. Yo supongo que con el primer proyecto topó con todos y tuvo que cambiarlo.

“Si encuentro un tumor, tengo que hacerme cargo”

– ¿Tiene usted algo en su vida que lo predisponga contra Allende?

– Nada. Allende fue el resultado de mi ocupación con Martin Heidegger y el nacionalsocialismo en general. Yo tenía unas cajas donde metía fichas. Buscando en Alemania en las fuentes bibliográficas, en las letras c y h aparecía a veces Chile, y yo anotaba y lo metía en una caja. Al final la de Chile estaba casi llena. Y me dije aquí hay un libro, o sus cimientos.

– Se le ha criticado que “carga las tintas”

– Como en Chile la ciencia es parte de la política, todo se politiza y lo primero que se pregunta es si se está con Lavín o con Lagos. Si digo soy historiador de izquierda, no soy historiador, sino un agente ideológico. Si encuentro un tumor, tengo que hacerme cargo.

Cuando hay un cadáver en el sótano se tiene la obligación moral de convertirse en detective. En el siglo XX, desde las masacres hasta la filosofía, tenemos que hacernos cargo de una realidad trágica. Gracias a Dios vamos en buen camino.

– En relación a la eugenesia de Allende, ¿qué opina de las muertes en el régimen de Pinochet?

– Tal como un régimen comunista que se excede, acá un régimen de derecha también tuvo momentos que se excedió. Se trata de un problema jurídico, legal, político. (En el caso de Allende) es un problema moral, estructural y antropológico . Y eso es lo grave. Por ello digo que el que no quiere hablar de Rauff, no tiene derecho a hablar de Schäfer.

Un libro “impublicable”

Víctor Farías (64 años) nació en Santiago, estudió filosofía y germanística en Chile y se doctoró en Filosofía en Friburgo, Alemania, en 1967. Permaneció en ese país por 9 años, donde fue alumno de Heidegger. Hasta hoy es profesor de la Freie Universitat de Berlín y académico en Estados Unidos y Argentina.

Sobre Heidegger y el nazismo escribió un polémico libro traducido a varios idiomas, en que muestra su filosofía como inspiradora del nacionalsocialismo.

Farías ha publicado varias otras obras, editadas por Seix Barral y Planeta. Sobre nuestro país escribió “Los nazis en Chile” y “La izquierda chilena”, publicada por el CEP.

El estudio sobre Allende “fue ofrecido a mi editorial Seix Barral y Planeta y me lo devolvieron. Me dijeron que era un libro estupendo pero, impublicable. Después lo mandamos a otras 14 editoriales y en todas pasó lo mismo. La figura de Allende, como la de Pablo Neruda, es intocable. Pero yo estoy acostumbrado, porque Heidegger estuvo 5 años en mi cajón. Y “La izquierda chilena” pasó en el sótano 25 años”, cuenta Farías, sin alterarse.

Actualmente trabaja en otro libro en que investiga la influencia de Heidegger en los neonazis. “Y tengo el tomo séptimo para el CEP de “La izquierda chilena”, con documentos extraordinarios conservados en los archivos de los partidos comunistas de Europa. Porque aquí eran destruidos, pero allá se conservaron los originales”, adelanta.

Read Full Post »

En la edición de “Despierta Chile” de Febrero de 2005, nos preguntábamos ¿cuál es la verdadera Michelle? Han transcurrido cinco años y ahora nos preguntamos si esta foto está en exhibición en su recientemente inaugurado “Museo de la Memoria”, Museo de la revancha, del odio y la mentira que quieren imponernos.


Read Full Post »

HACE 5 AÑOS LO DIJIMOS
http://www.despiertachile.cl

Por Almogávar, corresponsal en Europa.

Acabo de llegar a mi casa del Valle de los Caídos, donde miles de patriotas acudimos a la Misa que anualmente se celebra en Memoria del Caudillo Francisco Franco.
Y me siento en la obligación de transmitir a mis hermanos chilenos una realidad que nadie nos ha podido ni podrá arrebatar jamás, que es la FIDELIDAD y el CARIÑO eternos de un Pueblo agradecido a su Caudillo.
Miles de españoles y extranjeros acuden, alegres y confiados, con sus camisas azules, sus viejos estandartes, sus banderas con el Águila Imperial, y todos ellos con la sonrisa en la cara, a rezar por Franco y a decirle una vez más al Mundo entero que hay un Camino para España, el que representó magníficamente Francisco Franco, del cual nosotros jamás nos desviaremos. (más…)

Read Full Post »

HACE 5 AÑOS LO DIJIMOS

http://www.despiertachile.cl

Justicia, no venganza
Comentario de Hernán Guiloff Izikson, en El Mercurio.
No es equitativo un país en que la justicia parece tener sólo un ojo para juzgar severamente a un sector.
Para quienes hemos tenido el privilegio y la responsabilidad de formarnos como hombre o mujeres de derecho, el concepto de Justicia constituye la primera enseñanza que recibimos, porque de él se desprende la totalidad de la compleja estructura de normas y principios que regulan nuestra vida en sociedad.
Chile vivió, hace ya más de 30 años, una fractura severa en su convivencia, que se inició, aunque algunos no quieran reconocerlo, con la introducción de la violencia como método de acción política promovida por la izquierda chilena.

Es efectivo también que, tres décadas después, los postulados ideológicos de ese sector político han cambiado. Ellos ya no son los mismos. Ahora dicen renegar de la violencia, respetan el derecho de propiedad, defienden el imperio de la Constitución y las leyes y respetan los fallos de los tribunales de justicia. Tampoco los actuales líderes de la izquierda, que en muchos casos son los mismos de ayer, aunque con más canas y más serenidad, promueven la usurpación de los campos, la toma de las industrias, la formación de cordones paramilitares en las zonas fabriles, ni la primera autoridad del país introduce subrepticiamente armas en su domicilio disfrazadas de obras de arte.
La realidad del mundo, el avance del conocimiento, el crecimiento económico y la revolución informática demostraron que la libre iniciativa tenía una superioridad ética incomparable en relación al yugo estatista abusivo, contrario a la naturaleza del hombre y distribuidor de pobreza antes que creador de riqueza.
En estos últimos días, muchos de los antiguos revolucionarios locales cenaron y brindaron con las más altas autoridades del ámbito político y empresarial del mundo con motivo de la Cumbre del APEC. Chile se mostraba como la estrella deslumbrante de la libertad económica, de la apertura comercial, de la inversión privada.

Mientras esto ocurría, el creador del modelo chileno de desarrollo, el que demostró en las difíciles décadas de los setenta y los ochenta que un país pequeño podía salir adelante con trabajo y disciplina, a sus 89 años y transcurridos 15 años desde que entregó constitucionalmente el poder, es víctima, junto a oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas, de persecuciones y juicios que ningún participante del bando contrario, ni aun aquellos que cometieron los delitos y crímenes más atroces, han debido sufrir, porque obtuvieron indultos y conmutaciones de penas.
La izquierda pudo reconvertirse. Sus líderes se presentan como los eficientes administradores de un país esencialmente saneado, recibido a años luz de distancia de la nación destruida y en ruinas que recibieron los hombres de armas en 1973 ¿Por qué no abordar ahora un verdadero proceso de pacificación y reencuentro, en aras de la unidad nacional?
Es verdad que la violencia política cobró en muchos casos víctimas inocentes. El jefe de una de las ramas de las Fuerzas Armadas ha llegado incluso a afirmar que existen responsabilidades institucionales comprometidas. Pero ello no obsta a que nos preguntemos si constituye verdadera justicia que se investiguen y sancionen sólo las responsabilidades de unos y se exima de toda culpa a otros que efectivamente ejercieron la violencia, aún en pleno régimen democrático, como aquellos que quitaron la vida al senador Jaime Guzmán, cuya voz y mente preclara tanta falta hacen en el Chile de hoy.
No es equitativo un país en que la justicia parece tener sólo un ojo para juzgar severamente a un sector, mientras los responsables de la crisis institucional sufrida por nuestro país se afanan por perseguir y encarcelar a los integrantes de las Fuerzas Armadas. Eso no se llama justicia. Se denomina venganza.
Muchos países han sufrido los efectos devastadores de graves conflictos internos. ¿Sería imaginable, por ejemplo, que los gobiernos socialistas que sucedieron a Franco en España se hubieran enfrascado en una guerra judicial contra las Fuerzas Armadas y la policía de ese país? Ciertamente privilegiaron el futuro y la integración con el resto de Europa ampliando y profundizando las reformas económicas en marcha, hasta convertir a España en la potencia europea que es en la actualidad.
Miremos con objetividad el aporte inmenso de la obra institucional del gobierno del Presidente Pinochet, que sentó las bases de un país de primera línea, del que todos los chilenos nos sentimos hoy legítimamente orgullosos.
-o-0-o-
CARTA DEL GENERAL NUÑEZ MANRIQUEZ
Santiago, 4 de Octubre de 2004.
SR. EDUARDO FREI RUIZ-TAGLE
SENADOR VITALICIO CONGRESO NACIONAL
VALPARAISO

Sr. Senador:
El Sábado 2 de Octubre de 2004, UD. lanzó las ideas matrices de su programa, en una autoproclamación como candidato a la Presidencia de la República, para el año 2005. (Todos tienen derecho a soñar en democracia. “Tuve un sueño” decía Martin Luther King).

En esa ocasión, como recurso fácil, UD. manifestó que era el momento de dictar una nueva Constitución. La “Constitución del Bicentenario” creo que la llamó, y como recurso fácil y en un tono despectivo preguntó – en directa alusión a las recientes intervenciones del Comandante en Jefe del Ejército – lo siguiente: “¿Alguien cree que las FF.AA. deben ser las garantes de la institucionalidad y que debe continuar el mecanismo de los Comandantes en Jefe, que tanto hablan como si fueran políticos?”.

Hace tiempo en una entrevista o reportaje que le hicieron, relató en forma muy amena y simpática que cuando su padre, Don EDUARDO FREI MONTALVA, era Presidente de la República, usted satisfacía su pasión deportiva jugando fútbol con el personal de seguridad y de servicio del Palacio de La Moneda, en entretenidas “pichangas” de convivencia.

Un gesto muy humano por cierto, de parte de un hijo del distinguido ex – Mandatario.

¿Pero… UD. sabía lo que pasaba en las FF.AA. mientras “pichangueaba”?

Fíjese que éramos los “castrados mentales” según el Gral. Juan Carlos Onganía, Presidente de turno de Argentina, que visitó Chile justamente en el Gobierno de su padre, y a quien ninguna autoridad o político de la época respondió, seguramente orgullosos de ello.
¿Sabía que mientras  UD. metía goles, el Gobierno Democratacristiano enviaba a soldados del glorioso Ejército chileno a limpiar wáteres a los hospitales en huelga o a recoger la basura?

¿Sabía que cuando UD. se lucía con los “driblings” con los escoltas presidenciales, las FF.AA. estaban sumidas en un descalabro económico, profesional, moral y material que hacía impensable enfrentar un conflicto vecinal, ni siquiera con relativo éxito?

¿Ha escuchado hablar del “Tacnazo” – en el gobierno de su papá – dónde un grupo de Oficiales al mando de un General se acuarteló en el Regimiento “Tacna” porque en sencillas palabras – HABIA HAMBRE y sueldos miserables entre Oficiales y Suboficiales y además, solamente, querían desarrollar sus actividades profesionales en forma digna?

¿Sabía que a raíz de esta situación se quiso enfrascar al Ejército en una lucha fraticida rodeando al “Tacna” con tropas al mando del Gral. EMILIO CHEYRE TOUTIN, padre del CJE, quien resolvió no disparar ni un solo tiro – aún cuando se lo ordenaran – en contra de nuestros camaradas de armas?

¿Sabía que justamente en el gobierno de Don EDUARDO FREI MONTALVA, el Ejército de Chile tuvo su primer intento de infiltración subversiva por parte del MIR en la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales?

Esas son las condiciones ideales que su partido y la Concertación desearían para las FF.AA.: Sumidos silenciosamente en la mediocridad y el abandono. Sin chistar. Con la permanente amenaza de la remoción de los Comandantes en Jefe y la ya manida patraña de la no deliberación (cuando les conviene).

Porque… ¡ay! de que el país o sus intereses estén en peligro.

Todos corren a rasguñar las puertas de los cuarteles y a esconderse detrás de las botas de los militares.

Le transcribo lo que su padre decía en una entrevista el 11 de Octubre de 1973, al diario español “ABC”, respecto al derecho que tenían los militares (o sea, resguardar la institucionalidad) para derrocar a Allende: “Cuando un Gobierno (el de Allende) procede así, cuando se producen en un país condiciones que no se han producido nunca, como en Chile, tan claras y abundantes en la historia del mundo, el derecho a rebelión se convierte en deber”. Muy claro el hombre.

En todo caso, lo comprendo. En estas reuniones con adherentes, uno dice cualquier cosa y las FF.AA. para la Concertación son el comodín y el “caballito de batalla”… cuando se acaban las ideas.

Y… tantas cosas que prometió en esa reunión. Oiga… ¿Por qué no las hizo durante su Gobierno?

Finalmente y ya que no le gusta que los Comandantes en Jefe hablen, me habría gustado saber cuántas veces hizo callar al General Pinochet.

Lo saluda atentamente
HERNAN NUÑEZ MANRIQUEZ
General de Brigada (R)

Es bueno recordar
Mientras se sigue persiguiendo al General Pinochet hasta en sus últimos años, el Comandante en Jefe del Movimiento terrorista MIR, Andrés Pascal Allende, nunca ha sido requerido por los Tribunales en los cientos de asesinatos que se cometieron por sus expresas instrucciones y es verdaderamente burlesco verlo en la actualidad como Vicerrector de Desarrollo de la Universidad Arcis. Su Vicecomandante en Jefe en el MIR, Nelson Gutiérrez, quien era el encargado de organización, en el Comité Central de esa organización criminal, actualmente dirige el Centro de Estudios Estratégicos para el desarrollo humano en Concepción.

El MIR movimiento terrorista que conocimos por sus asesinatos (algunos como el del Intendente de Santiago Carol Urzúa y sus dos escoltas, el Director de la Escuela de Inteligencia Roger Vergara, y tantos otros) conmemoró el Aniversario de la muerte de uno se sus fundadores, Miguel Henríquez, celebración que tuvo amplia cobertura nacional en los medios de comunicación, culminando con una entrevista a Carmen Castillo en el noticiario Medianoche de TVN. Carmen Castillo fue una “compañera” que convivió con varios de los cabecillas de esa banda.

Estos terroristas que integraban el MIR aún mantienen vigencia incluso como autoridades políticas de la nación, como es el caso del Senador Carlos Ominami, el Ministro de Hacienda Nicolás Eyzaguirre, Farit Zerán Directora Revista Rocinante; Gonzalo Martner, Presidente del P.S.; Max Marambio todo un empresario; Hernán Aguiló Martínez, Secretario General en el país mientras Pascal se asila y se arrancaba del país, hoy es ingeniero de Ambar S.A.
Como triste testimonio de sus acciones terroristas en que también asesinaron a civiles, baste recordar el artefacto explosivo que el MIR colocó el 24 de marzo de 1980 en la comuna de Conchalí y en que por la explosión, murió el menor de once años José Sáez Pérez y quedó mutilada Karina Ferrada Carrasco, de tan sólo nueve años de edad.
También es bueno recordar que la conocida periodista Pamela Giles, se casó con el terrorista del MIR, Gastón Muñoz Briones, Jefe Regional de esa banda extremista y, que el 1º de Mayo 1979, en la calle Santa Petronila de Quinta Normal, en enfrentamiento, se fuga cayendo detenido su hermano Hernán con su conviviente y con abundante armamento en su poder.
Entre otras de estos facinerosos, el 6 de Noviembre de 1981, el MIR intentó asesinar al Presidente de la Corte Suprema de la época, don Israel Bórquez Montero.
-o-0-o-

De la Revista “Punto Final” Nº 578, del 28 de octubre del 2004
LULA Y EL 73
El presidente de Brasil, al conmemorarse el 40ª aniversario del pronunciamiento castrense que tumbara, en 1964, a Joao Goular, declara: “Aquel es un episodio cerrado. Nuestro pueblo supo superar el autoritarismo y restauró la democracia. Corresponde a los historiadores el rescate de la memoria.” Aquí, en cambio, los gerentes del odio y Gladys Marín y sus acólitos –los francos y los solapados-, presentan como suprema meta “meter a la cárcel a Pinochet” y continúan anclados en 1973, es decir, en el ayer con el consiguiente peligro de convertir la chilenidad en estatua de sal. Opinamos y desde la Izquierda que el hoy y el mañana no se edifican sobre la base de cultivar el resentimiento o de afilar la navaja de la revancha. Al “nunca más” de Cheyre, se debe añadir el “hasta cuando!” de Cedech…
Por eso, sin complejos y con la frente en alto, solicitamos “perdón y olvido”. Esto significa en términos jurídicos  “indultos y amnistías” para las facciones que se enfrentaron –como peones- en un conflicto forastero: la guerra fría.

Digámoslo de otro modo, ley de punto final. Se debe además convocar a las FF.AA. a una nueva mesa de diálogo para estudiar cómo alcanzar el pleno desarrollo, revisando actuales hipótesis de conflicto (nos condenan a la paz armada que somete a megapotencias), contener el espiral delictivo y el flagelo de la droga; atajar el deterioro de nuestra identidad y vigorizar la soberanía del Estado. Todos estamos obligados a intervenir en el debate. Lo peor es que sea monopolizado por la clase política. ¡Al incinerador los rencores y las altanerías! Chile es tarea de todos. Lula, en esta esfera, da una lección de sabiduría.

Prof. PEDRO GODOY P.
Centro de Estudios Chilenos Cedech
Exonerado Político- Decreto Exento 531 (24.10.95)

NOTA DEL EDITOR DE DESPIERTA CHILE:
Esta página de “Punto Final” el órgano oficial del MIR, demuestra que ciertas verdades que nuestra revista ha estado pregonando por varios años, están haciéndose carne en las personas que ayer generaron el desastre del Gobierno de la UP. y que de algún modo reconocen su responsabilidad, cosa que los demás partidos o movimientos de izquierda aún no lo hacen.

boton_encuesta_08

Read Full Post »

LA RAZÓN DE ESTADO

http://www.despiertachile.cl

HACE 5 AÑOS LO DIJIMOS

Por Álvaro Puga C., “ALEXIS”.
El gobierno demomarxista que nos rige, adujo la “Razón de Estado” para solucionar el delito cometido por todos sus integrantes, con el asunto de los sobresueldos, situación que comprometía gravemente la subsistencia del Gobierno y del Estado de Derecho. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »