Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Patricio Vildósola F.’ Category

Vergüenza y asombro son los primeros sentimientos que vinieron a nuestro encuentro cuando nos enteramos que el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior había “conseguido” finalmente que se citara a declarar en el proceso por la muerte de Víctor Jara, ni más ni menos que al Subsecretario de Defensa, General ( R ) Oscar Izurieta Ferrer. Vergüenza , al confirmarse el tremendo desaguisado del Ministerio del Interior, que ahora aparece persiguiendo judicialmente a uno de los más selectos integrantes del gabinete, gracias a la encomiable diligencia de uno de los abogados de una oficina de su dependencia y con una jefa designada por el régimen que ni siquiera se enteró de ello. Asombro, ante la inesperada falta de control del gobierno sobre los actos de sus subordinados, permitiendo que desde sus propias filas se atente contra la imagen de un Presidente que ha puesto su empeño en seleccionar al mejor equipo.

Ambos sentimientos se enmarcan en un cuadro de confusión generalizada que ronda entre los partidarios del gobierno, al no conseguir comprender la porfiada demora en designar a los ocupantes de los cargos que configuran el ejercicio del poder político para la conducción del estado. Más aún, cuando después de dos meses, las nuevas autoridades insisten en compartir dicho poder con conspicuos agentes del antiguo régimen, quienes pueden ejercitar libremente su acción de “quinta columna”, para minar paso a paso la imagen de un cambio que no llega.

En pocas palabras, la operación política montada en los días finales del gobierno anterior obtiene hasta ahora una clara victoria sobre los nuevos ocupantes de La Moneda, sumando la actuación soterrada de los infiltrados en la administración pública a un coro de voces agoreras que denuncian “despidos injustificados” o “por razones políticas”, mientras claman por los derechos de prístinos y eficientes trabajadores fiscales, aún cuando se trate muchas veces de simples y vulgares operadores políticos, sin otra justificación para seguir en sus cargos que la inmoral extensión de su contrato, realizada pocos días antes de entregar el gobierno.

Los gritos son tan fuertes como sincronizados en tiempo y espacio, consiguiendo apabullar cualquier asomo de reacción en las flamantes autoridades, cuya formación ética y moral les coarta las posibilidades de imponer su voluntad, haciéndolos retroceder cada vez que hay riesgo de ser acusados de cometer algo injusto o indebido.

Es pintoresco ver que justamente quienes han amparado o participado en los actos de mayor inmoralidad hoy rasgan vestiduras y acusan a ministros, subsecretarios e intendentes de estar “abusando del poder” o “desarrollando campañas de persecución política” sobre inocentes funcionarios. En un gesto de descaro increíble, connotados sinvergüenzas hoy abogan por la “ética” y la “probidad”, olvidando la corrupción en que nadaban hace apenas unos meses.

No es posible que la calidad profesional de las nuevas autoridades sea debilitada por rasgos de ingenuidad que facilitan la acción disociadora de sus adversarios políticos, al auto-restringirse para llevar a cabo la renovación de cargos a que tiene derecho cualquier gobierno, en cualquier país del mundo, sin necesidad de pedir la anuencia de nadie y menos de sus opositores, a quienes por algo derrotaron limpiamente en la urnas.

El ejemplo de la citación a Izurieta demuestra como un organismo ajeno a los intereses del gobierno actual, creado en 1997 para continuar la investigación sobre la ubicación de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, como también las circunstancias de su desaparición o muerte y con vigencia sólo por un año, ha sobre-extendido ilegalmente su funcionamiento,

transformándose en una suerte de fiscalía especializada en la persecución de militares, imponiendo su agenda aún a costa de crear problemas mayúsculos al gobierno de quien supuestamente depende. Así estuvo a punto de conseguirlo cuando su jefa insistió vehementemente en reabrir el caso Soria, so pena que se le viniera encima una avalancha de reapertura de casos completamente cerrados y ejecutoriados. Así ocurre hoy, cuando llevan ante la justicia a un Subsecretario de la misma administración. ¿Quién podría encontrar una explicación racional para que ello ocurra en el gobierno actual?

Para quienes votaron por la Alianza no es grato observar como la opinión pública comienza a criticar a un gobierno que – habiendo manejado en forma impecable la reacción ante el terremoto – duda en ocupar los espacios de poder que legítimamente le corresponden, sometiéndose a los reclamos de una oposición derrotada en todos los frentes y con graves problemas internos. En vez de aprovechar la oportunidad estratégica ofrecida por la debilidad de su adversario, el gobierno pareciera estar esperando que éste se fortalezca.

La reconocida fragilidad del apoyo ciudadano debiera llamar la atención del gobernante hacia el resultado de las primeras encuestas, donde comienza a hacerse evidente un prematuro grado de desencanto. ¿Podrá éste ser solamente atribuible a los problemas relacionados con el terremoto o tendrá elementos referidos a la falta de ejercicio de la autoridad?

Hay sin embargo un sector de la sociedad que no resultó sorprendido con la actuación del abogado del Ministerio del Interior. Se trata de la Familia Militar, quien ha sufrido por años la más injusta persecución política, sostenida por quienes no desean que el pasado siga su rumbo natural hacia el olvido y buscan mantener los beneficios y prebendas conseguidas al amparo de su condición de “víctimas de violaciones a los derechos humanos”.

Así, mientras los terroristas o delincuentes subversivos del ayer gozan de la amnistía, prescripción y toda clase de beneficios, los uniformados siguen encarcelados o perseguidos en interminables procesos judiciales, donde se les aplica una forma de justicia exclusiva, muy distinta a la del resto de los chilenos. Por si fuera poco, mientras los militares condenados por hechos ocurridos hace más de 30 años jamás han sido acusados de volver a presentar conductas reprochables, la sociedad conoce cada cierto tiempo de casos de terroristas amnistiados o indultados que han seguido involucrados en el mundo criminal, tanto en Chile como en el extranjero, habiendo concitado a pesar de ello, la compasión y simpatía de los gobiernos de la concertación.

En el proceso eleccionario recién pasado, la familia militar, al igual que la mayor parte de la población, optó por un camino que ofrecía la posibilidad de terminar de una vez por todas con las odiosidades del pasado, confiando en lo ofrecido por el candidato vencedor. Lamentablemente, hoy debe ver con tristeza que el cambio parece quedarse solo en un sueño.

Ojala el gobierno de la Alianza, deje de lado el temor a producir el cambio que ofreció y que lo llevó a triunfar, asumiendo que es mejor dejar que los perros ladren a seguir durmiendo con el enemigo.

Patricio Quilhot P.

Anuncios

Read Full Post »

Organismo estableció criterio a nivel nacional ante consulta realizada por municipalidad de Villarrica.

IVÁN FREDES

TEMUCO.- La Contraloría dictaminó que las municipalidades están facultadas para izar banderas indígenas en sus reparticiones junto con el pabellón nacional. La decisión se tomó en respuesta a una consulta efectuada por la municipalidad de Villarrica, pero fija un criterio a nivel nacional.

El documento explica que “la municipalidad de Villarrica está facultada para autorizar el izamiento de la bandera o escudo del pueblo mapuche, junto a la bandera nacional, en las reparticiones municipales de su dependencia” y precisa que es “en el entendido que cumpla la exigencia de satisfacer una expresión cultural, educativa o artística de la referida etnia”.

La resolución tiene jurisprudencia nacional y puede ser solicitada por los nueve pueblos originarios reconocidos en la Ley Indígena, según explicó el contralor de La Araucanía, Hernán Hernández.

El organismo fiscalizador zanjó la polémica generada en 2009, cuando el alcalde de esa comuna, Pablo Astete, rechazó la solicitud del Consejo Mapuche Mallelafquén para izar una bandera mapuche, junto con el emblema nacional, el día en que comenzó a regir el Convenio 169 de la OIT.

La Contraloría fundó su resolución en la autonomía municipal para establecer ordenanzas de participación de la comunidad local, en la Ley Indígena que promueve el fomento y desarrollo de los indígenas y en el Convenio 169, que protege a los pueblos originarios.

El edil Astete, quien solicitó el pronunciamiento, anticipó su voluntad de izar el pabellón mapuche en el frontis municipal. “El problema ahora es saber cuál es la bandera mapuche más representativa”. El dirigente Marcial Colil, quien inició la polémica en 2009, calificó de “espectacular” el dictamen. “Prueba que la petición estaba fundada en derecho. Nuestra bandera es la diseñada en 1991 por el Consejo de Todas las Tierras”. El director del Instituto de Estudios Indígenas de la U. de la Frontera, Alejandro Herrera, se mostró partidario del dictamen y que a la hora de la elección de la bandera deben primar el uso y tradición del emblema.

692.192
los indígenas en Chile, según el resultado del censo aplicado en el año 2002.

87,3%
corresponde a la población mapuche, le sigue el pueblo aimara con el 7,8% del total indígena.

Nueve etnias según la Ley Indígena: Mapuche, Aimara, Atacameña, Rapa Nui, Colla, Quechua, Alacalufe, Yámana y Diaguita.

Sergio Villalobos: “Me parece una cosa indignante y una barbaridad histórica”

“Desde el punto de vista jurídico no sé bien cuál es la situación. Pero desde la perspectiva histórica me parece una barbaridad”, afirmó ayer el Premio Nacional de Historia Sergio Villalobos, respecto del dictamen.

“Chile es un Estado unitario, republicano, democrático y representativo. Así lo dice la Constitución. Y que se estén introduciendo estas divisiones no me parece que está dentro de la tendencia histórica. Tampoco de la manera de ser del pueblo chileno. Lo que cabe es que haya una sola ley, una sola determinación, una sola bandera. Históricamente, me parece una barbaridad, una cosa indignante. Algo que no cabe en la ruta histórica del país”, afirmó.

El investigador mapuche Juan Ñanculef recordó que la bandera mapuche conocida es de apenas 20 años. “Los mapuches tienen sus banderas, pero son de carácter espiritual y no político o ideológico. Se usan en los “nguillatunes”, como elementos para buscar el equilibrio cósmico en las rogativas”, aclaró.

Read Full Post »

LA SEGUNDA, 24 DE NOVIEMBRE DE 1995

Pinochet

Por

Hernán Larraín Fernández

Senador

Extractos principales de la carta pública enviada al Comandante en jefe del Ejército, general Augusto Pinochet Ugarte

Mañana 25 de Noviembre usted cumple el octogésimo aniversario de su natalicio, ocasión en que un importante número de chilenos celebrará tal fecha junto a su persona, a lo largo de todo Chile. Sin embrago, lo más relevante de todo es que en esta oportunidad, bajo la iniciativa de un grupo muy cercano de sus ex colaboradores, se aprovechará la conmemoración para tributarle un reconocimiento a su gigantesca contribución al progreso de nuestro país. Por ello, quisiera enviarle estas líneas que contienen algunas reflexiones que me surgen a propósito de este acontecimiento, perdonándome usted que, por su propia significación, las haga públicas.

§ Los pueblos, por lo general, son poco agradecidos con quienes colaboran en su desarrollo en vida de sus protagonistas. Más bien la crítica y la descalificación, cuando no la envidia, dan cuenta de nuestra pequeñez e incapacidad para tributar en forma oportuna un justo reconocimiento.

§ La historia de Chile no sería la misma de no haber intervenido usted en momentos cruciales de nuestra evolución. No podemos olvidar el estado crítico, la ruina material y la descomposición moral en que se encontraba nuestra nación en 1973. La desesperanza cundía en todos los ámbitos y la ciudadanía, indefensa y desprotegida, se derrumbaba junto al fracaso de la institucionalidad vigente para impedir la destrucción de la chilenidad promovida por una ideología fundada en el odio y la lucha de clases.

§ Ni los Tribunales de justicia, ni la Contraloría General de la República, ni el Congreso Nacional, pudieron impedir estos hechos o revertir la situación caótica que se había producido. El país pidió, entonces, la intervención de las Fuerzas Armadas, llamamiento que luego de advertir la imposibilidad de evitar de otra forma el desplome nacional, fue finalmente escuchado por nuestros hombres de armas.

§ En la perspectiva del tiempo, este proceso adquiere especial significado. Luego de ser un país encaminado – al parecer de la época – en forma irreversible al colapso, Chile pasó del Gobierno Militar a ocupar la posición expectante que hoy tiene, configurando una situación inmejorable para superar la pobreza y el subdesarrollo a que décadas de malos gobiernos anteriores – salvo excepciones – nos habían conducido. Aunque les duele a muchos en la actualidad, esta es una realidad sólida y evidente como la cordillera de los Andes, que fuerza a muchos hoy a prestarle su reconocimiento público.

Otra vez fue necesario coraje y sentido de bien común para adoptar el camino difícil y no demagógico que permitió lograr estas metas. Nuevamente usted, al liderar el proceso, mostró la calidad de estadista que pocos chilenos han podido exhibir a lo largo del siglo que expira.

§ El proceso seguido a lo largo del régimen militar fue largo y doloroso. La interrupción del proceso institucional, causado por los hechos previos mencionados, generó enfrentamientos que ocasionaron la vida de muchos compatriotas. Recordarlo nos causa pesar y enluta el alma nacional. Nadie quiso que ello ocurriera y nadie desea que ello vuelva a repetirse.

§ Incluso los errores y excesos que se cometieron – no podemos olvidar la naturaleza humana – y más allá dela aprovechamiento político que de ellos se ha venido haciendo durante muchos años, deben servir para comprender lo profundo del quiebre social que existió a comienzos de la década del setenta y el grado a que había llegado la justificación del uso de la violencia por los sectores políticamente mayoritarios en ese tiempo.

§ Hoy, cuando aún quedan heridas por restañar y cuando se buscan fórmulas para terminar con los problemas pendientes, derivados de esos hechos en materias judiciales, producto de la mala aplicación de la Ley de Amnistía dictada en 1978 para contribuir a la paz social, advertimos la inequidad de algunos sectores que, por un lado, procuran superar las dificultades procesales y penales de terroristas de izquierda, para intentar, por otra parte, la persecución implacable de todo uniformado que pueda tener alguna responsabilidad en hechos de entonces.

Fue necesario tener coraje para actuar en su debido momento, como lo es necesario hoy para superar esas inquietudes, sin olvidar el debido respeto por los sentimientos de todos los afectados. Usted supo actuar entonces y la ha sabido hacer en estos días, dando ejemplo de autoridad, respeto personal y observancia de las normas jurídicas vigentes en la actualidad.

· La restauración de la democracia exigió comprender la profunda crisis institucional que entonces existió… La Constitución Política de 1980 es fiel demostración de esa vocación fundacional. La transición posterior y la actuación de los gobiernos que han sucedido al Gobierno Militar permite acreditar que esa institucionalidad ha funcionado con éxito. De ahí que nos resulte incomprensible el esfuerzo de algunos por revisar aspectos medulares de la misma, sin que existan antecedentes objetivos que lo justifiquen.

· Los hechos que he reseñado muy sucintamente justifican, pues, la recordación y celebración de estos días. No podemos restarnos a esta situación, entendiendo que la obra de todo hombre, por grande que sea, es fruto del trabajo mancomunado de muchos. Creo justo recordar entre todos quienes colaboraron con usted a una sola persona que, sin dudas les representa, pero que, por la fidelidad a sus principios, ya no nos acompaña. Me refiero a Jaime Guzmán, cuya figura – como la suya – se agiganta con el paso del tiempo.

· Por circunstancias particulares, no podré acompañarlo personalmente en alguna comida de celebración de las muchas que tendrán lugar el día de mañana. En esos momentos, obedeciendo a una invitación del Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Jorge Martínez Busch, estaré visitando el campo de Hielo Sur, respecto del cual existe un diferendo limítrofe con Argentina, el que deberá ser revisado próximamente en el Senado.

· La triste experiencia vivida hace poco con motivo del conflicto de laguna del Desierto me fuerza a participar en ese evento, lamentando tener que ausentarme en esta justa celebración. Usted, que tuvo el coraje de defender cada pedazo de tierra chilena con la determinación que rodean todas sus acciones, podrá disculparme y, a la vez, comprender el sentido de mi ausencia.

HERNAN LARRAÍN FERNANDEZ

Senador

Read Full Post »

25 de Marzo de 2010

Fernando Thauby,  Compartir en Facebook
Capitán de Navío en retiroavatar

Los últimos días han estado llenos de noticias curiosas en un medio, el de la relación civil-militar, normalmente poco variado.

Llamó la atención la novedosa idea del Ejército y la Armada de condecorar a la Presidenta de la República saliente en sendas ceremonias, de las cuales sólo se concretó la primera, quedando la segunda suspendida por el terremoto y maremoto. No es habitual que los subordinados condecoren a quien los manda. Nadie se imaginaría al Ejército Británico condecorando a Winston Churchill por su desempeño en la 2ª Guerra Mundial. Estos reconocimientos traen a colación el telegrama del Presidente Barros Luco a uno de sus intendentes en una provincia sureña, en respuesta a su mensaje mediante el cual manifestaba al Presidente su apoyo incondicional e irrestricto ante una coyuntura que éste enfrentaba. Con malicia campesina el telegrama de don Ramón aclaró la situación dejándola en blanco y negro. La respuesta: “¡¡Era que no!!”.

Fue también curiosa la condecoración impuesta al ministro de Defensa saliente, por parte del ministerio a su cargo en la ceremonia de traspaso de mando a su sucesor. En efecto, el ex ministro Vidal fue condecorado en reconocimiento a los servicios prestados en esa repartición. Pregunta: ¿quién concedió la condecoración? No pudo ser el Ministro entrante que llegaba a recibirse en ese momento y que con anterioridad a esa transmisión de mando no disponía de ninguna autoridad para conceder condecoraciones a nadie. La distinción debió ser concedida a Vidal… ¡por el mismo Vidal! Curioso.

Es destacable y meritoria la actitud del Comandante en Jefe en cuanto a dar empleo a quien fue significativo en su promoción al alto cargo que hoy ostenta

La distinción sin duda debe ser merecida, pero nadie podría asegurar que la evaluación de los méritos del condecorado fue del todo objetiva.

Han sido también creativas las intervenciones del ex ministro en la prensa, validando la eventual designación del ex Comandante en Jefe del Ejército como Subsecretario de Defensa. Primero aseguró que el Presidente electo no había efectuado ningún sondeo ni oferta al General antes de la tramitación de su retiro, cosa que es difícil de comprobar pero que la sucesión de hechos muestran como dudosa y luego, ya con el General en retiro, leímos su vibrante alegato respecto a la validez y legitimidad de su eventual asunción a dicho puesto. De suyo es cuestionable que un ex Ministro de Defensa promueva un ex subordinado militar para un puesto político, pero tendría algún sentido si lo estuviera promoviendo para asumir un cargo en su ministerio o en otra cartera del Gobierno de la Concertación en que milita el Sr. Vidal, pero no; lo novedoso es que lo candidatea para un cargo en el gobierno de la otra coalición. Inusual.

El broche de oro lo pone la información que trae la prensa respecto a la contratación de Vidal como asesor personal, por parte del Comandante en Jefe del Ejército. Dada la escasa, si es que alguna, experiencia del ex ministro en gestión empresarial, no debe ser esa área en la que aportará su experiencia, y respecto a la gestión estratégica militar algunas de sus intervenciones, principalmente involucrando a gobiernos y personeros de otros países, señalan que para el General sería más saludable no contar con esa asesoría, ya que su permanencia en el cargo podría ser intensa pero breve. No es por tanto descaminado pensar que su apoyo se concretará en las áreas que constituyen las especialidades del ex ministro: las vocerías y el cabildeo, áreas en las cuales todos le reconocen maestría.

De todas maneras, es destacable y meritoria la actitud del Comandante en Jefe en cuanto a dar empleo a quien fue significativo en su promoción al alto cargo que hoy ostenta y que se encuentra disponible.

Estamos viendo situaciones novedosas. Se ha dicho que el terremoto desplazó a Concepción 10 metros al Oeste, sin embargo, en estos temas civiles- militares, pareciera que lo hizo varios miles de kilómetros en dirección a los Trópicos.

Read Full Post »

Despliegan a 7 mil militares en Concepción Cuando vi por la Tele ayer, entrar los tanques con los militares  en el Sur, y la gente los aplaudía con emoción, me acordé…..

Que distinto el comportamiento que tuvieron las autoridades en el terremoto de 1985, cuando el Gobierno Militar, sacó inmediatamente las fuerzas armadas a las zonas con problemas. Inmediatamente se les entregó agua, alimentos y comenzó la reconstrucción de inmediato.

Ahora se vio otra cosa, me dio mucha pena ver a esa pobre gente, que habían pasado un terremoto, un maremoto y más encima se vio   atacada por el lumpen,  chilenos de mala clase  que han sido amparado durante estos 20 años, en que la delincuencia  ya nos sobrepasó.

Me pregunto, ¿Por qué la Presidenta Bachelet no hizo lo mismo?. ¿Acaso su rencor por el pasado, que  ha demostrado durante estos 4 años, en que ha dividido a los chilenos más que los otros 3 gobiernos anteriores, fue superior a prevenir lo que pasó?..

Aquí no sólo han perdido los pobres, sino que gran parte de clase media y Empresarios, aquí todos han perdido.

Amo a Chile, me siento orgullosa de ser chilena, pero sentí verguenza ajena cuando vi en CNN como mostraban las escenas de los saqueos, de como robaban descaradamente, como amenazaban a los periodistas, camarografos.

¿Qué esperaba el gobierno para actuar?..Veía el rostro de aquel que tendrá que hacerse cargo de Chile en unos días más,  y tenía la desesperación marcada, sin poder actuar porque aún es sólo Presidente Electo , sólo pudo hacerles ver que estaban equivocados al no llamar a las FF.AA. ¿ Por qué si la Presidenta se vio superada, no renunció de inmediato?. Estoy segura que las nuevas autoridades habrían procedido mil veces mejor.

¿Es que ella no le conmueve el dolor ajeno ?.  ¿Pudo más su orgullo que  su sensibilidad?.

¿Es que no ha podido perdonar que la Concertación fuera vencida ?. No entiendo, la verdad.

Todas esas cosas no deberían haber sucedido, Chile y su gente está por encima de las pequeñeces,  la mayoría es gente honesta, por eso la actitud del gobierno en realidad, no tiene perdón de Dios. Bueno, total ella no cree en Él así que poco le importa.

Que Dios nos pille confesados para la próxima vez

Read Full Post »

Sebastián Piñera E.

Lo primero que debe tener presente un buen Presidente

es que la verdad “no puede ni debe ocultarse”.

¡EL GOBIERNO FALLO CRIMINALMENTE¡

La verdad no solo la conocemos los chilenos sino el

mundo entero.

Loa saqueos mostraron al desnudo la sociedad creada

tras 20 años de Concertación.  ¡ Dura tarea le va a tocar ¡

Recuerde que es imposible juntar el aceite con el vinagre´

ello no impedirá devolverle a nuestra Patria la ética moral,

los valores y principios sin los cuales ninguna sociedad

puede sobrevivir.

Fuerza Presidente, UD PUEDE…….

Estamos, confiamos y creemos en Ud,

AGRUPACION MUJER CHILENA

Read Full Post »

Por Sergio Melnick. Diario La Segunda.

Una catástrofe impresionante, sin duda. Es el momento en que se aprecia a los grandes, a los de verdad. Aquí no los hubo. La falla de liderazgo y acción fue elocuente. El Gobierno no respondió a la altura del desafío, más o menos la tónica de estos cuatro años. El tema central: la famosa gestión.

He señalado tantas veces que la popularidad no es sinónimo de buen gobierno, y aquí se ha notado en plenitud. Como dijo MEO, gobiernan con explicaciones.

En las horas críticas del problema, el Gobierno estuvo literalmente paralizado, dubitativo y siguió así por tres días. Los verdaderos líderes actúan a riesgo de equivocarse, pero nunca se paralizan. El inmovilismo y apatía del ministro del Interior e intendentes fueron increíbles. Las comunicaciones de emergencia del Gobierno, un total desastre, inaceptable en el siglo 21. Los medios de comunicación fueron mucho más rápido que la autoridad en todo: es decir, se podía. Por eso era tan elocuente la incompetencia, porque lo que se escuchaba en las radios y se veía en la televisión era distinto al discurso oficial. El histrionismo de Vidal fue más patético que nunca.

La alcaldesa de Concepción clamaba de angustia por las radios, por la incompetencia del Gobierno, y aun así, éste no reaccionaba. Los supermercados fueron saqueados todos, incluso algunos incendiados. El lunes en la tarde, el alcalde PPD de Hualpén literalmente lloró por la radio, mientras ya asaltaban la propia municipalidad. El estado de excepción llegó en forma tardía y a medias.

La discusión sobre la alerta del tsunami fue idéntica al lanzamiento del Transantiago. La señora Bachelet no logró entender lo que pasaba y se equivocó una vez más. La CNN , a los pocos minutos, reportó la magnitud del sismo, y alertó. Y si la información fue dudosa, es porque los procedimientos de emergencia estaban simplemente mal diseñados. Todo improvisado. La fuerza de 8,8 del terremoto ameritaba más acción y ocupación inmediata. Ahí se juegan los verdaderos liderazgos, inexistentes en esta ocasión.

No es entendible que no se haya montado un puente aéreo a Concepción a las pocas horas, a lo menos para enviar personal uniformado. La propia Presidencia dispone de 4 aviones. La Fuerza Aérea estaba lista ese mismo día desde las 6 am, pero simplemente no fue convocada con decisión. El Ejército fue movido a la zona en forma tardía, y a media pila. Los militares y equipos iban por tierra y se demoraron 20 horas en llegar. Nadie lo puede entender. La Marina debió hacerse cargo de las zonas costeras de inmediato. El cuerpo de ingenieros militares debió ser movilizado de inmediato. Y sigue y suma. Pero no, porque para Bachelet militares es igual a dictadura. La ceguera ideológica más la incompetencia aquí se multiplicaron.

Más aun: ahora ha responsabilizado a la Marina por el tsunami, a la Aviación por no estar lista, y al Ejército por asesorarla mal. Qué tal. Es decir, todos mal, menos ella.

Las laxas políticas contra la delincuencia en 20 años, más las enormes deficiencias en la calidad de la educación, se apreciaron en una buena parte de la población que se desbordó, aprovechando el vacío de autoridad y liderazgo. De la misma manera, llama la atención la ineptitud del subsecretario del Interior, que, estando en la peor zona, no presionó para la oportunidad de las medidas de seguridad.

La lógica inicial del gobierno ha sido la de siempre, reuniones, mesas, conversaciones, “las miradas”, pero poca acción, y la poca, muy ineficaz. La radio Bío Bío sostuvo a las 13:30 del lunes: “El toque de queda en su primera noche fue un fracaso”, los saqueos de esa mañana, ni hablar. Pero para Rosende, la noche fue normal. El trabajo de la Onemi ha sido lamentable, inexplicable. El doctor Maturana, ex director por más de una década, dijo tajantemente: “reprobó”. Abrí el portal a las 18:00 del lunes, y las noticias eran del día anterior. Así fueron los años de este Gobierno: mucho aire, pocas nueces.

Estas palabras quizás no son “políticamente correctas”, pero estoy seguro que representan a demasiados y especialmente a personas que están sufriendo más de lo necesario, porque el Gobierno, sin limitaciones de recursos, ha sido claramente incompetente e inepto. Aquí, esto costó vidas. En síntesis, otro «Transantiago» difícil de tragar.

Read Full Post »

Older Posts »