Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/01/10

Advenimiento del bicentenario de la proclamación de la independencia patria, por esos azares insondables del destino,nos trae aparejado el albor de un nuevo tiempo.

De un proceso de cambio. De rectificaciones profundas.

De emprender un periodo de probidad, desarrollo sostenido y merecida prosperidad para los chilenos y lo suyo.

Tras un gobierno re fundacional de las FFAA y De Orden que duró 16 años (no 17) y después de 20 años consecutivos de régimen concertacionista – en condiciones estadísticas normales – una coalición de centro derecha deberá tomar las riendas de la nación a partir de marzo 2010.

Se termina así un período de dulce y agraz, que comenzó por allá por marzo de 1990, cuando el “dictador” Augusto Pinochet le traspasó la banda presidencial a su sucesor Patricio Aylwin Azocar.

Algo análogo a lo que debería ocurrir con la señora Bachelet Jeria y el señor Piñera Echeñique.

Acto plural y libertario el anterior, que revelaría a todo el mundo que la transición chilena está cerrada y que los socialistas herederos de Allende y Lagos fueron capaces de reconocer con honorable hidalguía la derrota en las urnas y traspasar el Poder Ejecutivo a quién eligió el pueblo.

Que para la sana consolidación de las instituciones no es bueno que la misma coalición que naciera con el único objetivo de reemplazar a Pinochet por los 80, haya querido entronizarse por casi un cuarto de siglo.

Y ahora, con el refuerzo del “fin de la exclusión” y el concurso singular de un Partido Comunista criollo, acérrimo seguidor de los hermanos Castro y Chávez, como antes lo fue de Stalin y Honecker.

La Concertación deja con sus 20 años, la respetabilidad plausible de un manejo de la hacienda pública serio y responsable y de haber perseverado como disciplinado timonel, en la carta de navegación legada por el gobierno de las FFAA y de Orden, en materias económicas, financieras, de comercio exterior y ordenamiento administrativo del Estado.

Indudablemente, estos cuatro lustros no han sido en vano ni un salto al vacío de la guerra civil, como lo fue el trienio allendista.

Para ello los jefes de Estado concertacionistas contaron con una oposición constructiva y colaborativa, al punto tal de ser muchas veces los opositores quienes se transformaron en defensores de las políticas oficiales en el parlamento, mientras los “díscolos” gobiernistas lanzaban tinteros a los ministros y las jovencitas “progresistas” jarrones de agua a las ministras.

Igualmente, Aylwin, Frei Ruiz Tagle, Lagos y Bachelet tuvieron el soporte de una prensa adulona, timorata y rastrera.

Un periodismo que nunca ejerció su rol crítico, caracterizándose por su vehemencia para con los débiles y caídos en desgracia y su obsecuencia enfermiza con los poderosos.

Lo mismo versa para el mundo “del arte y la cultura” y para una judicatura que falló mirando hacia La Moneda, mientras hacía gárgaras de independencia y renegaba de su pasado en los setenta.

Paradojalmente, para ese mismo socialismo que se marcha a la oposición en marzo 2010, la entrega del poder le deja abiertas las puertas de par en par, para un retorno futuro al Palacio de Toesca. Pues en dicho porvenir ya no tendrá que dar pruebas de blancura democrática. Como así se lo exigía el trauma de la ex UP y su admiración manifiesta por la revolución cubana, imperante hace ¡51 años! en la isla caribeña vecina de Florida.

Para que ese interregno sea lo más prolongado posible, la centro derecha gobernante, por su parte, deberá ejercer una línea de acción que se oriente a la satisfacción de las necesidades de bienestar más acuciantes de nuestro pueblo

Desde un primer momento deberá sentirse y entenderse que ahora “cambió la mano”.

Que se termina el despilfarro de los fondos fiscales emanados del sudor y lágrimas de millones de contribuyentes. Y cuyos monumentos fueron los más de US$5.000 millones del Transantiago y los más de US$1.000 millones de Ferrocarriles del Estado.

Que el gobierno es para los más capaces y probos y no para familias completas que han mamado hasta el hartazgo de pitutos, comisiones, puestos de confianza presidencial y todas las parcelas donde puedan agarrar hasta las piedras yacientes en sus terrenos.

Que los DDHH no son para crear una industria politiquera de lucro con el dolor ajeno, sino que para practicar su vigencia en el siglo XXI con cárceles donde no se cometen atrocidades como tener a 28 reos hacinados por celda encerrados 23 horas diarias.(Conforme lo ha denunciado reiteradamente la fiscal de la Corte Suprema, doña Mónica Maldonado).

Que la patria, el Estado y la nación somos todos los chilenos y no la camarilla que toma el poder como un botín bucanero y nunca más quiere apartarse del mismo.

Marzo 2010 abre la gran oportunidad para que la centro derecha le demuestre al pueblo chileno que con disciplina, mística y solidaridad social se puede alcanzar el desarrollo, sin necesidad de transitar por las borracheras socialistas que asolan la región vestidas de guayaberas y atuendos de carnaval.

Que el progresismo es llevar a la gente seguridad, recreación, salud y educación práctica y productiva para mejorar su vida y oportunidades.

Que el progresismo no es tomarse fotos empelotas como manada de simios ni propiciar un ultra garantismo procesal que tiene a la mayoría de los chilenos tras las rejas de sus casas, al tanto que la narco delincuencia disfruta de los “derechos” que cándidamente se le han obsequiado.

En definitiva, la definición que se aproxima a pasos agigantados será el gran test de madurez cívica de los chilenos.

Porque la derrota del oficialismo implicará el castigo para sus troikas dirigentes que no quisieron primarias plurales y abiertas.

Porque el pueblo al decirle NO al desembozado intervencionismo estatal, al clientelismo político de pacotilla, a los deleznables montajes político judiciales, le mostrará a los capitostes concertacionistas, que su conciencia no era comerciable ni tenía el efímero precio de las dadivas oficialistas.

En síntesis, que Chile les dijo a los Escalona, a los Teiller, a los Viera Gallo.

¡Basta!. Ya fue mucho, porque ahora le toca al pueblo.

Al pueblo que se forja la vida trabajando de sol a sol y no cocinando martingalas políticas para vivir eternamente del Estado.

Mirada literaria.

Por Marta Castilla Geisse

www.despiertachile.cl

A UN GRILLO

¡Grillo pequeñito!,

abarcar praderas y abarcar el mundo

pretende tu canto prendido en el aire, vocero veloz.

¡Qué pequeños somos!

Yo quise en mi grito rozar las estrellas

y ya ves,

fue peor;

si a ti no te atienden, a mí ni me escuchan

y a pesar de todo

llegando la noche cantamos los dos.

Anuncios

Read Full Post »

Estimados Camaradas:

Es de nuestro interés compartir con ustedes, algunos elementos generados de la reciente noticia difundida en medios de comunicación, referida al abanderamiento político partidista del máximo líder de la iglesia evangélica, Sr. Emiliano Soto.

En nuestra calidad de ciudadanos formados en base a una cultura de especial respeto al desarrollo espiritual y religioso, llama la atención, que un líder religioso que esencialmente debería plantearse con una mirada pluralista y por lo tanto exenta de juicios político partidista y no discriminatoria ante sus congéneres; se presente expresando con toda evidencia, su respaldo personal y como institución a la candidatura de un ex presidente.

Se dice que habría sido presionado, luego que se le cobrara el favor de promulgarse la ley de libre culto religioso y de declarar un día festivo a nivel nacional para esta colectividad religiosa.

Esta situación genera una serie de contradicciones en el ámbito ético, religioso y espiritual e interrogantes como las siguientes:

La ocurrencia de la promulgación de la Ley de Libertad de Culto, ¿Corresponde a la voluntad de Dios o….de un grupo de personas de la concertación que luego se preocupó de exigir el respectivo “cobro por favor concedido”?

¿Es posible que un máximo líder religioso ceda ante las presiones de una candidatura, quebrantando los principios de su iglesia?

¿Qué ocurre con la libertad de pensamiento ciudadano de los miembros de su iglesia? ¿Sólo vale la opinión de quienes piensan igual que él?

El Obispo Emiliano Soto, dió también su mano  y expresó su respaldo a camaradas procesados por juicios políticos de derechos humanos.

Por otra parte, queremos dejar una última interrogante:

¿Los líderes de opinión que se están fotografiando con el candidato ex presidente, también estarían siendo extorsionados con el mismo mecanismo de pago de favores concedidos?

Tenemos conocimiento que esta situación mediática protagonizada por el Obispo Soto, generó una mayor división al interior de la Iglesia Evangélica. Queremos expresar al mismo tiempo nuestro respaldo a todos los Obispos y Pastores que se han mantenido en una posición de sólido respeto a sus principios y valores ético religiosos, que creen en la voluntad de Dios.

Un abrazo

OSPPED
Organizacion de Soldados Presos
“POLITICOS en DEMOCRACIA”

Read Full Post »